Winning isn't everything; it's the only thing.

3 FORMAS EN QUE SU EMPLEADOR PODRÍA DISCRIMINAR A LAS MUJERES EMBARAZADAS

| May 12, 2021 | Employment Law |

Las mujeres embarazadas deben planificar a futuro. De alguna manera, necesitan estabilidad financiera incluso más que sus compañeros de trabajo que aún no tienen la responsabilidad de otro ser humano. Si bien muchas trabajadoras embarazadas son empleadas dedicadas, algunas empresas y gerentes pueden tener una mala actitud o prejuicios personales en contra de las empleadas embarazadas.

Aunque las leyes laborales federales listan el embarazo como una condición protegida que no debe conducir a la discriminación, los empleadores tratan de encontrar razones para deshacerse de las trabajadoras embarazadas todo el tiempo. Saber cómo identificar algunas de las formas más comunes de discriminación por embarazo le ayudará a saber cuándo debería tomar medidas al respecto.

1. Su empleador podría rechazar su solicitud de adaptaciones médicas básicas

El embarazo puede ser tranquilo para algunas mujeres y miserable para otras. Puede ser casi imposible predecir quién tendrá un embarazo saludable y quién experimentará efectos secundarios graves como diabetes gestacional, preeclampsia o enfermedad Rh debido al tipo de sangre del bebé.

Las mujeres que ya han tenido complicaciones o las que están en alto riesgo pueden tener que seguir las órdenes del médico para proteger su salud y la del feto. Las restricciones médicas comunes durante el embarazo incluyen tomar descansos para que no se encuentren de pie todo el tiempo e incluso reposo en cama en casos extremos.

Los trabajadores también pueden necesitar tomar más descansos para mantenerse hidratados o comer para mantener su nivel de azúcar en la sangre o evitar las náuseas asociadas con las náuseas matutinas. Cuando una empresa se niega a realizar estos ajustes básicos, esa decisión podría ser una forma de discriminación.

2. Es posible que su empleador intente negarle la licencia de maternidad sin goce de sueldo.

La ley no exige que las empresas ofrezcan licencia por maternidad remunerada. Sin embargo, si la empresa es lo suficientemente grande y un empleado ha trabajado allí el tiempo suficiente, existen leyes que otorgan a los trabajadores el derecho a tomar una licencia médica no remunerada después del nacimiento de un hijo o incluso de una adopción.

Si su empleador cumple con los criterios de la Ley de Ausencia Familiar y Médica (FMLA) pero no le permite tomarse un tiempo libre después del nacimiento o durante su embarazo, eso también podría ser discriminación por embarazo.

3. Puede que su empleador no permita que la madre vuelva a su antiguo trabajo después del parto.

Algunas empresas siguen todas las normas hasta que el trabajador toma su licencia de maternidad pensando que el trabajador no volverá y ascienden a otra persona a su puesto en lugar de ocuparlo con un trabajador temporal. Cuando la nueva madre intenta volver a su trabajo, descubre que la empresa ya no tiene espacio para ella.

Si su empleador la despide, recorta su salario o reduce sus horas porque tomó la licencia de maternidad, eso también sería una forma de discriminación. Hacer que su empleador sea responsable por la discriminación por embarazo ayudará a su familia a recuperarse del impacto de un trato tan injusto y también ayudará a proteger a otras mujeres de pasar por la misma experiencia durante sus embarazos.

Archives